Esperanza Aguirre, referente feminista

Esperanza Aguirre jamás ha reclamado el espacio que le pertenece y de manera natural ha conquistado. Sin hacer bandera de ello ha defendido un feminismo limpio y asequible. Esperanza ha batallado con firmeza frente al machismo, en un mundo, la política, que todavía mira con suspicacia a las mujeres. Esperanza hace honor a su nombre, porque encarna los valores de firmeza y feminidad que todas queremos preservar y ¿por qué no? utilizar para nuestro propio beneficio. No hay nada malo en tener aspiraciones y ambición. A veces parece que ciertos espacios de poder están cerrados o mal vistos para nosotras.

Por eso Esperanza representa el triunfo femenino, el “querer es poder”, la capacidad para ser escuchada y tomada en cuenta sin victimismo ni teorías vacías. Esperanza es, en suma el triunfo de una práctica coherente y un trabajo bien hecho que demuestra que las mujeres estamos capacitadas para todo lo que nos propongamos.

_eleccionesgeneralespp9477503_73ee3a6f

Es patente la admiración de Don José Mª Aznar a Esperanza.